INDICE:
  1. Introducción.


En general es una persona a la que se le reconoce una habilidad extraordinaria en una determinada area , con capacidad de enseñar y compartir sus conocimientos con otras personas llamados alumnos o aprendices

1. INTRODUCCIÓN:

El REAL DECRETO 7646/1997, de 37 de octubre, establece el certificado de profesionalidad de la ocupación de formador ocupacional.
En el se especifican:
  • Datos generales del curso, en el que se detallan la competencia general y las unidades de competencia que se le vinculan, así como las realizaciones profesionales y los criterios de ejecución propios de cada unidad de competencia.
  • Itinerario formativo del formador ocupacional, que se corresponde con el programa del curso que muchos y muchas estáis realizando.
  • Profesorado y alumnado, instalaciones y maquinaria.

Así pues, ser formador ocupacional significa, según el texto citado:
"El formador ocupacional desarrolla de manera sistemática v planifica acciones de formación con vistas a la adquisición de competencias profesionales de los destinatarios, en el marco de una política de formación. Programa su actuación de manera flexible coordinándola con el resto de acciones formativas y con los demás profesionales de la formación. Implementa las acciones formativas, acompaña y proporciona orientaciones para el aprendizaje y cualificación de los trabajadores. Evalúa los procesos y resultados del aprendizaje para mejorarlos y verifica el logro de los objetivos establecidos. Analiza el propio desempeño y los programas desarrollados. Incorporando los cambios en los procesos de formación según las exigencias del entorno, contribuyendo a la mejora de la calidad de la formación.

PERFIL DEL FORMADOR

Para desarrollar su cometido con eficiencia y profesionalidad el formador tendrá que contar con una serie de conocimientos, habilidades y actitudes. La descripción que Grapin realiza nos parece ilustrativa:
Los formadores "…son unos hombres y unas mujeres que han de tener algo en el cráneo, en el estómago y en el corazón"
  • En el cráneo respecto al fondo y a la forma. Han de dominar su materia, saber situarla en el espacio y en el tiempo, organizar y programar, esclarecer y expresar;
  • En el estómago: tener estómago para aguantar un auditorio, no irritarse cuando hay motivo para ello, saber ser directivo sin ser dictador, permitir a las individualidades expresarse sin perjudicar los intereses del grupo, con respecto a los objetivos y programas saber ser riguroso y tolerante sin volverse puntilloso ni laxo.
  • En el corazón: "amar" además de su oficio, a los hombres y mujeres que uno ha aceptado formar o informar, descubrir, comprender y admitir sus dificultades, ayudarles, darles seguridad, evaluar de manera permanente su satisfacción o insatisfacción, corregir eventualmente sus propias concepciones sin confundir lo que les interesa con lo que es de su interés. En dos palabras: ser generoso y disponible.
Fuente: (http://prometeo.us.es/recursos/los_formadores/pag3.htm)

Las unidades de competencia que tiene que desarrollar el formador o formadora ocupacional son, según el Real Decreto:

" 1. Programar acciones formativas vinculándolas al resto de las acciones de formación de la organización, de acuerdo con las demandas del entorno.
2. Proporcionar oportunidades de aprendizaje adaptadas a las características de los individuos o grupos y a sus necesidades de cualificación, así como acompañar y orientar, de manera contextualizada, el proceso de aprendizaje y la cualificación de los mismos.
3. Verificar y evaluar el nivel de cualificación alcanzado, los programas y las acciones de modo que permita la toma de decisiones para la mejora de la formación.
4. Contribuir activamente a la mejora de la calidad de la formación."